fbpx

No hay salud sin salud mental. Es la frase que hemos escuchado reiteradamente en el tiempo y esto, porque el problema de la salud mental es una preocupación mundial.

En Chile, el recién pasado 2021 entró en vigencia la nueva Ley 21.331 que permite aumentar la cobertura en prestaciones de salud mental. Sin embargo, la aplicación de sus beneficios todavía están en debe.

En este blog te contaremos los aspectos más relevantes de la ley, cómo se aplica y qué debes hacer para actualizar tu plan y obtener todos sus beneficios. Si tu plan no ha sido actualizado, ¡continúa leyendo! pues hay un modo de remediarlo.

La Salud Mental en Chile

La pandemia hizo crecer exponencialmente las necesidades de salud mental e hizo patente el descuido en que por décadas se ha mantenido esta área de la salud de las personas. Incluso las redes sociales estallaron con consejos sobre cómo sobrellevar el nefasto encierro. Pero todo esto no fue nada más que una pequeña muestra de lo que realmente está pasando.

La salud mental puede llegar a afectar todas y cada una de las esferas de la vida de una persona, su familia y la comunidad. Incluso las y los especialistas han sido categóricos y llevan años manifestando lo insoslayable: la salud psicológica y psiquiátrica no es secundaria a la salud física del cuerpo humano.

Y aunque el conocimiento ya estaba en la experiencia de todas y todos, el acceso se encontraba absolutamente limitado.

De acuerdo a la OMS, “Incluso antes de la pandemia de COVID-19, solo un pequeño porcentaje de las personas que la necesitaban tenían acceso a atención de salud mental eficaz, asequible y de calidad”.

Las restricciones en las coberturas antes de la Ley 21.331:

Anterior a la dictación de la Ley, las Isapres elaboraban los planes de salud haciendo una clara diferencia entre las prestaciones de salud física y las prestaciones de salud mental. Estas últimas se integran en el ítem de Prestaciones Restringidas. A diferencia de las prestaciones de salud física, en salud mental se imponía una restricción con bajas coberturas y aún más bajos topes. Con cobertura, se refiere al porcentaje de la tarifa de la prestación que la Isapre devolverá. Y con topes, se refiere al máximo en UF que podrá ser ese porcentaje, además de un tope anual, que restringe aún más la cobertura pues en todo el año, ese tope no podrá ser sobrepasado.

Los topes fluctuaban entre 0,35 UF y 1,6 UF para consultas ambulatorias, y entre 1,5 UF y 5,5 UF para hospitalizaciones. Números completamente inconsistentes con la realidad de los tratamientos: tanto por la necesidad de su extensión (muchos especialistas aseguran que la efectividad mínima de una terapia es de al menos 6 meses de sesiones semanales); como por las tarifas de las prestaciones de salud mental. 

El 96,4% de todos los planes de salud anteriores a marzo 2022 están estructurados con dichas restricciones. Por tanto, las modificaciones que introduce la Ley 21.331 permite actualizar la cobertura de casi el total de afiliados y afiliadas a las Isapres, ya que elimina las restricciones, igualando las condiciones en prestaciones de salud física y prestaciones de salud mental.

Para hacer efectiva esta actualización en tu plan, es necesario que reclames la introducción de los cambios  ante las Cortes de Apelaciones.

Los nuevos principios en salud mental

El objetivo de la Ley 21.331 es el reconocimiento y protección de los derechos de las personas en atención de salud mental, tanto en el sector privado como público.

No habla sólo del aspecto individual de las personas que necesitan de prestaciones de salud mental, sino también consagra un nuevo paradigma del orden público que trata de resolver las grandes problemáticas sobre el acceso y efectividad en el cuidado de todas las chilenas y los chilenos en distintas etapas de su vida.

Así, hay dos principios que renuevan la visión de la salud: el principio de no discriminación y la garantía en el acceso, continuidad y oportunidad de las prestaciones de salud mental.

Es decir, es el fin de la distinción de coberturas y topes entre salud mental y salud física ¡enhorabuena!

Y, ¿cómo reclamar? Acá te dejamos los tips para que puedas iniciar tu proceso:

    • Actualiza tu plan:  Si suscribiste tu plan de salud antes del 1 de marzo de 2022, la Isapre no lo actualizará voluntariamente. Es necesario que presentes tu recurso de protección y exigir las modificaciones legales en las Cortes. El equipo de Defensoría Salud te acompañará en todo tu proceso de reclamación.
    • Igualdad en coberturas y topes: Si tu plan tiene diferencias en la cobertura y topes en prestaciones de salud mental y en prestaciones de salud física, ¡puedes solucionarlo! Inicia tu proceso de reclamación de manera simple, haciendo click en ACTUALIZAR MI PLAN y te ayudamos a aumentar la cobertura de tu plan.
    • Las Cortes de Apelaciones ya han admitido los reclamos: Como se trata de casos nuevos, no hay aún un criterio establecido sobre esta materia. Sin embargo, vemos con optimismo el futuro de las reclamaciones, pues ya han sido admitidas en las Cortes de Apelaciones.
    • Accede a un servicio gratuito, 100% online y eficaz: Nuestro servicio es gratuito y no tiene ningún costo para ti, nuestros honorarios serán pagados por la Isapre una vez que se acoja la reclamación. Si no se fijan costas, descuida, ¡No tendrás que pagarnos nada! Si no sabes cómo revisar tu plan, el equipo de Defensoría Salud te ayudará paso a paso para obtener la información. Solo debes rellenar el formulario que está a continuación.

Sabemos que cuando necesitamos acceder a prestaciones de salud mental, no es una necesidad que pueda aplazarse, terminarse abruptamente o simplemente dejarse para mañana.

Los estudios en Chile sobre afecciones del ánimo, trastornos de ansiedad, depresión y adicciones (sólo por nombrar unos pocas) indican que al menos un 36% de la población chilena se encuentra en alguna de estas situaciones de salud, sin considerar el gran número de personas que no se encuentran incorporadas en las estadísticas.

Si bien la ley 21.331 no resuelve toda la complejidad de esta área de nuestra sociedad y queda mucho por hacer, es al menos un paso en la dirección correcta para dignificar la vida de todas y todos, y mejorar su calidad de manera individual y colectiva.

Queremos que puedas tener un acceso igualitario en salud física y salud mental. Te acompañamos en cada paso de tu proceso de reclamación y  te mantendremos informada e informado de todas sus etapas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.